VIERNES, 14 DE OCTUBRE DE 2016
Cuidar nuestro Cuerpo y Mente
G. I. Gurdjieff, creador del Cuarto Camino, da una idea muy práctica para nuestro trabajo de Autoconocimiento. En su sistema nos habla de tres tipos de alimentos que ingerimos los seres humanos. El primer alimento es la comida, el segundo alimento es el aire y el tercer alimento son la impresiones.

G. I. Gurdjieff, creador del Cuarto Camino, da una idea muy práctica para nuestro trabajo de Autoconocimiento. En su sistema nos habla de tres tipos de alimentos que ingerimos los seres humanos. El primer alimento es la comida, el segundo alimento es el aire y el tercer alimento son la impresiones. La Comida: todos los días ingerimos alimentos para el manteniendo de nuestro cuerpo físico y la vitalidad del mismo. Es obvio que sin comer el cuerpo físico no puede continuar existiendo. Todo el proceso de metabolización, es decir de transformación de los alimentos físicos para que puedan extraerse las sustancias imprescindibles para la vida física, sucede prácticamente sin nuestra intervención consciente. El cuerpo, desde la función de la saliva, los jugos gástricos y el ulterior complejísimo proceso de transformaciones químicas, lleva a cabo de un modo magistral la transformación de las sustancias para su propia subsistencia. El Aire: el Aire es el segundo alimento esencial para la vida física. Todavía en la medicina occidental no se han descubierto todas las propiedades y efectos de este complejísimo proceso que llamamos respiración. Podemos encontrar abundante información acerca del Aire y la respiración en las disciplinas Yóguicas y Budistas. Lo que sí podemos confirmar es que al igual que la comida la transformación y posterior eliminación de los elementos no útiles para el cuerpo es también llevado a cabo en el caso de la respiración sin nuestra intervención consciente.

La Impresiones: a los fines psicológicos, es decir al estudio de nosotros mismos como ser psicológico con funciones muy precisas, es indispensable comprender que son las impresiones y cuál es su adecuado uso y manejo, ya que a diferencia de los dos alimentos anteriores este alimento sí necesita de nuestra intervención consciente si es que anhelamos llevar una vida más consciente y coherente. ¿Qué son las impresiones? Todos los días vía los cinco sentidos percibimos cantidades en situaciones. Así mismo desde nuestro interior experimentamos múltiples cantidades de emociones, pensamientos e impulsos. Todo aquello que entra vía nuestros cinco sentidos y desde nuestro interior fluye hacia nuestra consciencia trae consigo una información. Esto no es un problema, en cierta medida, en cuanto a la precepción de objetos y situaciones simples. Por ej., veo un vaso, un animal, un edifico, etc. Estas percepciones son simples y ya en la vida adulta nos son familiares y no conflictivas. Sin embargo, los eventos cotidianos así como nuestros estados internos tienen múltiples combinaciones que necesitan a menudo de nuestra comprensión para que puedan entrar en nosotros sin causar conflictos ulteriores. A diferencia de los procesos de trasformación de la comida y el aire, no tenemos un digestivo para transformar estas impresiones. Por ej., procesos como la guerra, la violencia, las peleas cotidianas, los conflictos afectivos, los problemas económicos, entran en nosotros como impresiones que no logramos transformar, generando así algo similar a lo que es la indigestión en el cuerpo físico. En lo psicológico la no transformación de estas impresiones genera en nosotros estrés, sufrimiento, dolor, angustia, sin sentido, etc. Lo que Gurdjieff propone con el Cuarto Camino es que por medio de técnicas muy precisas llevemos a cabo la creación de un digestivo psicológico capaz de transformar en nosotros todas las impresiones. Para comenzar este trabajo podemos hacerlo discerniendo el tipo de impresiones que buscamos todos los días. Una gran cantidad de ellas no podremos suprimirlas, ya que forman parte de la cotidianeidad, pero en muchos casos podemos tener un mejor alimento psicológico. Es decir podemos comenzar por consumir menos violencia y menos contaminación de contenidos difundidos por los medios masivos de comunicación. Así mismo podemos buscar nutrirnos de impresiones que nos alimenten positivamente; como ser, una buena lectura, música, películas o compañías más espirituales.

« VOLVER A LA SECCIÓN PRINCIPAL
Cel.: +54 11 5837 9788
Tel.: +54-11-4981-2442
secretaria@aztlan.org.ar

© El Escarabajo de Oro TV 2016 . Una producción del Centro Cultural Aztlan. Todos los derechos reservados. Buenos Aires, Argentina.

Tel.: +54-11-4981-2442
secretaria@aztlan.org.ar
Image

© El Escarabajo de Oro TV 2016 . Una producción del Centro Cultural Aztlan. Todos los derechos reservados. Buenos Aires, Argentina.